La reapertura en GARA

Librerías y galerías abren a la nueva (y rara) cotidianeidad

Ojeas el libro, miras la solapa. Levantas la vista y parece que estás en una de ciencia ficción: te has limpiado las manos en gel hidroalcohólico y no ves un carajo porque las gafas se te han empañado con la mascarilla. Es lo cotidiano. Y es muy raro. Una normalidad extraña la que se vivió ayer de forma generalizada en librerías y tiendas de discos, la «avanzadilla» del sector cultural en esta vuelta a la normalidad.
Amaia EREÑAGA

[...]
Para Xabier Maeztu, de la librería Katakrak de Iruñea, el día también había sido raro. «Ha habido de todo, desde quienes han cogido la dinámica enseguida, hasta quienes les tienes que decir que se laven las manos. Se piensan que estás de broma y tú: ‘¿En serio que has estado confinado dos meses?’. Nosotros tenemos a nuestro favor el aforo, que la tienda es grande, pero que no se pasa de metros [es a partir de 400 metros cuando se consideran grandes superficies]. Si hiciésemos presentaciones de libros sí que nos pasaríamos, pero como no se pueden hacer...». La que sí han abierto es la terraza, un patio en realidad, que tiene permiso para su utilización como terraza y que hasta ahora no había utilizado. Porque uno de los puntos fuerte de esta librería de Iruñea es su oferta diferente y su cocina, con sus menús y sus postres estupendos... que ahora se pueden pedir para llevar a casa. «Hoy hemos abierto por primera vez la terraza y desde primera horas había gente. Al mediodía había una docena de reservas para comer», agregó Luis Soldevila. La nueva situación ha traído cambios, como las ventas online y la necesidad de cambios, como la distribución. De momento, se plantean iniciar esta misma semana la distribución de su libros en bicicleta en la zona de Iruñerria.
[...]