Barbara Balzerani «Deja que el mar entre»

Liburu aurkezpena

Miro viejas fotos. Estoy en Venecia, de viaje de estudios. Me había costado convencerla....van todos, sólo faltaría yo. Ese gasto extra, no previsto en el balance familiar, suponía unos pocos miles de liras, pero mi madre se lo tenía que pensar bien. Asistía al instituto gracias al empujón de finales de los años sesenta que estaba cambiando las connotaciones del mundo. Como muchos otros jóvenes que, de forma un poco abusiva, pasamos por la grieta abierta en el único orden de cosas conocido. Irrupción del mundo inferior sobre la escena principal.

* Ekitaldia gazteleraz izango da